descarga gratis

Como encontrar tu cliente ideal

Una completa guía donde te explicamos cómo definir a tu cliente ideal si te dedicas profesionalmente al sector nupcial.

5 errores fatales de branding que no debes cometer si tienes un negocio de bodas

El branding es la expresión de lo que eres como empresa, abarca desde tus valores y tu integridad hasta tu misión.

Se aplica tanto al diseño de marca como a su personalidad.

Ninguna empresa es igual a otra -podrás notarlo solo viendo tus marcas favoritas- precisamente porque cada una de ellas ha trabajado su propio branding.

Claro que, al momento de hacerlo no siempre tenemos en cuenta todos los aspectos necesarios, así que, ¿ya sabes qué errores podrías estar cometiendo justo ahora?

Te los contamos.

Los peores errores que puedes cometer al momento de realizar el branding de tu negocio de bodas

1. NO HAS DEFINIDO A TU CLIENTE IDEAL

No importa a qué profesional le pidas opinión, siempre te dirá que debes definir a tu cliente ideal.

Este no es más que la representación de ese cliente con el que te gustaría trabajar. En este caso, ¿con qué tipo de novia te gustaría cerrar una boda? La respuesta a eso sería tu cliente ideal.

¿Por qué es tan importante? Si no defines a tu cliente ideal, ¿cómo puedes venderles algo? No conocerás a quién le vendes, no sabrás qué necesidades tienen, ni podrás llegar nunca a ellos.

Simplemente no puedes crear cualquier contenido, servicio o producto y tirarlo a ver quién cae. Debes ser específico. Así lograrás atraer al tipo de cliente que estás buscando.

Y esto no va sólo para un área de tu empresa, va para tooda la marca. Si quieres llegar a tu tipo de novios ideal, debes trabajar toda la personalidad, diseño y contenido de tu marca en base a él.

2. NO SABES LO QUE QUIERES HACER CON TU MARCA

Casi tan malo como no definir a tu cliente ideal.

Para saber que diseño, contenido y personalidad tendrá tu marca, debes conocer muy bien que servicios ofreces y enfocarlos a tu cliente ideal.

Y es que ambos van de la mano. No puedes vender vestidos de bodas modernos a una novia anticuada y no puedes vender vestidos vintage a una novia moderna.

Porque vale, ofreces organizar bodas, pero, ¿qué tipo de bodas?

Sé especifico al momento de definir tus servicios para que tu marca vaya acorde a ello y puedas llegar a donde quieres.

TIP:

Si quieres impulsar realmente tu marca, deberás diferenciarte de la competencia.

Hay muchos proveedores de bodas que trabajan lo mismo que tú y hacen un mar enorme, pero al momento de especializarte sólo en un tipo de cliente y en un área, llamas la atención.

A esto le puedes conocer como «hiperespecialización».

3. NO PRESTAR ATENCIÓN AL DISEÑO

Este es de los peores errores. Más aún en el sector de las bodas.

El diseño es el 90% de lo que es una marca y lo primero en lo que se fijan las novias. Todo debe combinar -tampoco que todo de rosa, eh- y verse bien, estético.

Tiene que ir a la par de lo que tu servicio es. No va bien decir que llenarás de colores sus bodas y que el diseño de la marca sea negro. Hay que ser consistentes.

Y esta consistencia aplica también para todas las áreas en las que deberás trabajar tu marca. Redes sociales, hojas de presupuesto, diseño de página web, de tu marca. Todo debe ser del mismo estilo y colores.

¿O has visto que las grandes empresas cambian sus estilos en cada espacio? No lo hacen.

Lo que si es probable que vieses es como una empresa pequeña que pasa a ser grande, renueva su estilo y es precisamente para cumplir con el branding que su marca necesita.

El diseño es parte de lo que conforma a tu marca, -y a toda tu empresa- cambiarlo es como cambiar tu estilo de vestir, todos te dirían que «no pareces tú».

Y cuando se trata de nuestro negocio de bodas lo que queremos es todo lo contrario: que sepan quienes somos y puedan reconocernos sin mayor lío.

Así que ya lo sabes, trabaja una marca que haga match con tus servicios y tu cliente ideal.

4. TU MARCA NO TIENE PERSONALIDAD

Este es de los peores errores. Más aún en el sector de las bodas.

El diseño es el 90% de lo que es una marca y lo primero en lo que se fijan las novias. Todo debe combinar -tampoco que todo de rosa, eh- y verse bien, estético.

Tiene que ir a la par de lo que tu servicio es. No va bien decir que llenarás de colores sus bodas y que el diseño de la marca sea negro. Hay que ser consistentes.

Y esta consistencia aplica también para todas las áreas en las que deberás trabajar tu marca. Redes sociales, hojas de presupuesto, diseño de página web, de tu marca. Todo debe ser del mismo estilo y colores.

¿O has visto que las grandes empresas cambian sus estilos en cada espacio? No lo hacen.

Lo que si es probable que vieses es como una empresa pequeña que pasa a ser grande, renueva su estilo y es precisamente para cumplir con el branding que su marca necesita.

El diseño es parte de lo que conforma a tu marca, -y a toda tu empresa- cambiarlo, es como cambiar tu estilo de vestir.

Todos se van a sorprender y decir que «no pareces tú». Y lo que queremos es que todos sepan quienes somos y puedan reconocernos sin mayor lío.

Así que ya lo sabes, trabaja una marca que haga match con tus servicios y tu cliente ideal.

5. RENUEVAS TU DISEÑO TODO EL TIEMPO

Esto aplica si:

  • Subes contenido cargado de personalidad, y luego subes algo insípido.
  • Subes contenido que no va con el diseño de tu marca.
  • Cada post que subes cambia de diseño y no combina con el de tu marca.

Esto es lo que te hablamos de la consistencia.

Debes ser muy constante con el diseño de tu negocio de bodas.

Así tus servicios se vuelven más reconocibles, logrando una verdadera conexión con tus seguidores.

Es difícil para nosotros confiar en alguien que ha cambiado mucho, ¿a qué si?

Lo mismo pasa con las marcas. Por ello no ves que las grandes empresas renuevan su diseño cada año.

Hacen leves mejoras, y siempre, pero siempre, manteniendo el mismo estilo de diseño.

Por ejemplo, Google recientemente rediseñó el ícono de sus herramientas, y aunque el diseño en general cambió, la esencia sigue siendo la misma.

Esto también va ligado a tu cliente ideal. Al cambiar el estilo de tu marca, cambias a su público objetivo. Por lo que volverías a empezar con el crecimiento de tu empresa, a diferencia de mantenerte en tu nicho, que ya te conoce y sabe quién eres.

Hay casos donde puedes aplicar un rebranding, pero ten en cuenta que si lo haces, sea el diseño y estilo que querrás dejar por siempre.

Si quieres aprender más sobre el branding, puedes leer un poco más en este artículo.

Si lo que necesitas es ayuda para crear tu branding, te dejaremos nuestro curso I Branding You para aprender a crear paso a paso la estrategia de branding de tu negocio de bodas.

Esperamos que te haya ayudado. Cualquier duda o comentario puedes dejarlo aquí debajo.

¡Te leemos!

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Los responsables de tus datos son Dairin 360, SL y serán tratados con la única finalidad de moderar y responder comentarios de usuarios. Se conservará mientras este post continue publicado o decidas eliminarlo. Recuerda que la información que proporcionas en el comentario es pública y cualquier usuario puede leerla. 1and1 también tendrá acceso a tus datos ya que es el hosting donde está alojada la web (dentro de la UE). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nuptica.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control como se indica en la política de privacidad.

Deja un comentario

También te puede interesar...

Descarga gratis

¿Quieres conseguir novios con los que realmente deseas trabajar?

Únete a nuestra comunidad y descarga gratis la guía ‘Cómo encontrar a tu cliente ideal si eres profesional de las bodas’.